Con este 9 basta

Y de repente, Patrick Cutrone. El Milan se había adueñado del verano italiano con nueva directiva, mismo cuerpo técnico y muchas caras nuevas para arrancar desde el trabajo que Montella había realizado en su primer año. Antes incluso de dar pistas de lo que el renovado conjunto rossonero pueda ofrecer, y que en ‘Ecos del Balón’ trataremos más adelante a nivel colectivo, ha sido un canterano que juega como referencia ofensiva el que más elogios está despertando. De momento ha sido él por encima de cualquiera quien está destacando, con la particularidad de hacerlo desde el gol. Patrick Cutrone es un ‘9’ puro, un rematador enfocado a esa tarea.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Para entender brevemente el porqué un punta de estas características está teniendo un impacto importante en el Milan debe decirse que el tiempo es insuficiente aún para mostrar el potencial del equipo, y dadas sus condiciones y rasgos como ‘9’, Cutrone está simplificando la tarea rematadora del conjunto de Montella. Y es que a ese respecto, está volviendo a sobresalir Suso, y el gaditano es un jugador que casa realmente bien con el joven delantero italiano. Los movimientos del gaditano, el talento más estable y seguro del siete veces campeón de Europa, están facilitando la integración de determinadas ideas que los nuevos futbolistas podrían representar en el futuro.

Definir a Cutrone es muy sencillo. Su arranque en estas últimas semanas compone un jugador de últimos metros, de poca intervención -tocó 18 veces la pelota ante el Cagliari- pero que se mueve de manera muy natural en todas las inmediaciones del área. Su gol ante Eslovenia, con la sub-21 italiana, es un ejemplo perfecto de la calidad que atesora para ofrecer un desmarque brillante, embolsar el envío, cuerpear y rematar, una acción realmente definitoria en un chico de 19 años. Su talento es el de mirar a portería y meter goles.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Con respecto al juego, darle sentido a las jugadas o trazar en solitario le cuesta. Sus pasos y su forma de correr le impiden algunos gestos técnicos fuera del área, pidiendo ser asistido cuando la pelota se queda entre su posición y la del guardameta rival. Su manejo del desmarque, el fuera de juego o el remate a un toque sin demasiado estilo recuerdan en cierto modo al Pippo Inzaghi, recordando el hambre y la necesidad de marcar y de castigar a la mínima oportunidad.

Estas características le están siendo muy útiles a Montella, pues su Milan esta, por el momento, y ante rivales más bien modestos, atacar arriba. Aunque su salida de balón sigue siendo muy prudente y repetitiva, con el ánimo de no perderla, Vincenzo quiere de su ‘9’ precisamente eso, profundidad y talento específico para marcar. Teniendo en cuenta que Kalinic y André Silva, con matices, representan lo mismo, la lucha por el puesto está asegurada, y Cutrone no está desaprovechando la oportunidad.
Muy ilusionante a priori este nuevo proyecto del Milan, veremos en que acaba cristalizando, parece que el crecimiento de la serie A va a más.

Cani jugando al Futbol Español

Formó parte de numerosos equipos tan reivindicables como talentosos durante toda su carrera, que fue extensa e irregular, de la que se rescatan años concretos y momentos puntuales de un nivel que apuntó muy alto no hace tanto tiempo. Anunciada su retirada a los 36 años, y habiendo sido parte de un fútbol anterior al de Cristiano y Messi, una era que cuesta casi recordar, Rubén Gracia ‘Cani’ construyó su nombre entre Zaragoza y Castellón, antes de marcharse entre lágrimas de su Romareda natal.

Hablar de Cani, pues, es hacerlo del fútbol español de la última década, la más importante en términos de estilo e identidad, pues fue un centrocampista que se vio reflejado en el ritmo de la España de Luis y que fue parte importante de equipos que se expresaron de forma parecida.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Cani arrancó en Zaragoza como un mediapunta no especialmente clásico, que jugaba por dentro pero también por fuera y que no entraba en contacto con la pelota de manera continuada pero sí decisiva por las zonas y el ritmo imprimido en ellas. Recordando el equipo maño más completo del que fue partícipe, Cani fue pieza importante de un vértigo muy evidente que anticipaba las características del mejor momento de su carrera, que llegaría con posterioridad, en un Villarreal prototípico, el del 4-4-2 y bandas dinámicas y flexibles.

Con la particularidad de jugar siempre en equipos de dos puntas, y reforzándose el papel del lateral en campo contrario, Cani representó en su amanecer la figura del mediapunta que partía desde banda. Así pues, y hasta la llegada de Pep Guardiola, solía diferenciarse entre posesión y toque/combinación. Aquel Zaragoza, vibrante en la segunda; vertical y alegre, con Milito y Ewerthon, también Sergio García, y Cani y Óscar en bandas, colocaba a sus jugadores de una manera tan singular como representativa, con especial protagonismo de los costados para apoyarse y lanzar. Su última temporada en tierras aragonesas le valió para probar.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
El Villarreal de Manuel Pellegrini, semifinalista de la última Champions, pagó 10 millones de la época, una cantidad realmente considerable. Cani llegaba a un equipo realmente paradigmático considerando qué importancia, rol y lugar en el campo habría de tener el mediapunta. La línea y la altura que le correspondía al ’10’ iba a convertirse en una zona de paso, ocupada por muchos, dándole a los picos del área el punto de reunión en el que las jugadas se elaboraban y se aceleraban. El técnico chileno, con quien Senna, Riquelme y Forlán ya se habían puesto en el mapa, formó la estructura que dio y sigue dando cabida a muchos jugadores que nacieron para asistir tras recibir, esperando entre líneas y que tuvieron que crecer en la banda aún perteneciendo a sistemas protagonistas.
Pellegrini anticipó con Cazorla y Pires, dos futbolistas extraordinarios, lo que después, con Iniesta y Silva, también el propio Santi, representó el fútbol de posesión, toque y ritmo que levantó la Eurocopa de Viena.
Con ese recuerdo, y con el submarino descendido.

Un Alaves Renovado

Las cesiones de Marcos Llorente, Víctor Camarasa, Deyverson Silva y Theo Hernández se acabaron. El contrato de Kiko Femeníafinalizó también. Zouhair Feddal y Edgar Méndez fueron vendidos. Y, por último, Mauricio Pellegrino decidió rechazar la oferta de renovación.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El problema de todas estas bajas para el Deportivo Alavés no es sólo el presumible descenso de calidad en la mayoría de sus líneas, sino sobre todo la necesidad de reformular una identidad que hace apenas doce meses había casado de manera maravillosa. Aquel equipo, que Mendizorroza no olvidará pero del que ya hay que hablar en pasado, también venía de vivir un verano de muchos cambios pese al ascenso. Sin embargo, una vez pisó el césped del Calderón, el Alavés comenzó a transmitir la sensación de bloque veterano, experimentado y, sobre todo, muy bien avenido. Como si hubiera crecido junto. Pero no. No lo había hecho. Y que la idea de Pellegrino hubiera calado tan rápido, que la defensa funcionara tan bien desde el primer día y que, encima, luego con balón fluyera tan fácil con Llorente como director de operaciones… No era normal.

Durante toda la temporada 16/17, el Alavés se distinguió por saber entrelazar con total naturalidad su defensa posicional con su veloz contragolpe. Daba igual que el equipo de Pellegrino defendiera muy atrás, acumulando mucho hombre en el área, porque a partir de la dirección de Marcos Llorente se articulaba muy rápido tanto la salida en corto (con Theo y Femenía) como en largo (con Deyverson en punta), a partir de la cual luego ya se desplegaba la velocidad de Edgar, Camarasa o el propio Theo. Pero, ¿qué hubiera pasado si el conjunto babazorro no hubiera contado con varias de estas armas?
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Sin Marcos Llorente esta conexión entre las diferentes fases del juego se debilita consecuentemente, pero Álvaro Medrán es un muy buen futbolista con el balón, tanto gestionando como lanzando o llegando, con lo que puede canalizar la ofensiva del equipo de Zubeldía. No es lo mismo, ni en la forma ni en el fondo, pero al lado de Dani Torres, Tomás Pina o Manu García puede funcionar muy bien.

El problema que más puede penalizar al Alavés es la pérdida de velocidad, potencia y fuerza en su parte de arriba. Enzo Zidane, Munir El Haddadi y Bojan Krkić, incluso el propio Burgui, necesitan jugar más cerca de la portería de lo que lo hacían Edgar, Deyverson o Camarasa el año pasado. El caso de Munir, por ejemplo, es paradigmático. Al canterano culé se le presume velocidad, potencia y determinación con espacios, pero en realidad no es así. No puede imponerse. Se le ve demasiado exigido físicamente. Y lo mejor de su fútbol, por tanto, se diluye antes de llegar a su zona preferida.

Y esto es un problema. Sobre todo de cara a mantener la base de su éxito el curso pasado: el funcionamiento defensivo. Porque sin velocidad, el Alavés no podrá defender tan atrás. Y si no defiende tan atrás, quizás deja de defender tan bien. Con lo que, a fin de cuentas, el Alavés de Zubeldía deberá ser diferente al de Pellegrino para tratar de volver a articular de forma coherente a sus talentos.

Jugadores que ya no importan: Len Shackleton

Decían que Cristiano estaba poco menos que acabado. Que estaba ya mayor y que nunca conseguiría recuperar su mejor nivel. Que su facilidad goleadora iría decayendo hasta convertirse en un jugador inservible, un lastre para su equipo. Pero llegó y regaló tres en el Calderón. Otro hat-trick en su carrera, el cuarenta y pico en partido oficial. He perdido ya la cuenta, qué más da.
Pero muchos años antes de que Cristiano y Messi desataran su particular carrera por reventar todos los registros goleadores del fútbol mundial, un semidesconocido futbolista inglés consiguió lo que ni el argentino ni el portugués han sido (aún) capaces de hacer. Ocurrió en 1946. Y ocurrió, precisamente, en su primer partido como jugador del Newcastle. Len Shackleton, que había despuntado como goleador con el Bradford Park Avenue, se presentó ante su nueva hinchada en St. James’ Park nada menos que con una tarjeta de seis goles en su debut en la victoria de los Magpies frente al Newport County. Lo más llamativo del episodio y la circunstancia por la que Shackleton saltó a la fama internacional es que, de esos seis tantos, tres fueron conseguidos en apenas 155 segundos: el hat-trick más rápido de la historia del fútbol. Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Shackleton, probablemente uno de los futbolistas más talentosos de aquella generación, destacó por un carácter díscolo y extrovertido. Apodado ‘El Príncipe Payaso’, seudónimo con el que el propio futbolista solía referirse a sí mismo, fueron múltiples sus encontronazos con cuerpos técnicos y directivos a lo largo de su carrera. Su naturaleza rebelde y burlona le granjeó numerosos problemas en muchos estadios. Cuentan las crónicas que gustaba de ridiculizar a los defensores rivales apoyado en su exquisito nivel técnico y que era capaz de soliviantar los ánimos de la grada más calmada con una sola de sus filigranas sobre el césped. En cierta ocasión, instantes antes de anotar un gol a puerta vacía ante el Arsenal, Shackleton se frenó sobre la línea de gol y, pisando la pelota, simuló estar peinándose cuidadosamente el flequillo antes de introducir el balón en las redes.Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Tras colgar las botas definitivamente en las filas del Sunderland, luego de haber salido tumultuosamente de St. James´Park, Shackleton dedicó su vida al periodismo deportivo con la mordacidad que uno cabría esperar de un personaje con su carácter. Se descolgó además con una exitosa autobiografía, todo un récord de ventas en la época, en la que dedicó un capítulo a sus relaciones con los directivos de los clubes en los que había militado como futbolista. Bajo el título ‘Conocimientos medios sobre fútbol de los directivos‘ se extendía una única página completamente en blanco. La esencia misma del ‘Príncipe Payaso’.

La luz sobre Anoeta

Anoeta volvió el domingo a convertirse en tradicional estación de penitencia para el FC Barcelona. Había ganas de ver a esta renacida Real Sociedad de Eusebio Sacristán, de la que tanto se ha venido hablando en las últimas semanas, ante un rival de tronío. Fuimos muchos los que, al principio, dudamos del técnico castellano y teníamos curiosidad por medir el potencial donostiarra en un choque que, al menos en las últimas campañas, suele ser amigable y provechoso para los locales y conflictivo y dañino para los azulgrana.
De entrada, este Real de Eusebio se presenta como un equipo de marcada personalidad, que no amolda su juego al rival por muy FC Barcelona que éste sea sino que se aferra fiel a su propuesta, con un once bien definido y una convicción ciega en la idea que el técnico de La Seca trata de implantar en Zubieta. Es un equipo de autor en el que sus futbolistas han sabido interpretar la partitura desplegada ante ellos y al que los resultados han llevado a eliminar todo rastro de duda en la idoneidad de la contratación del extécnico de Celta y Barça B. El mismo sobre el que muchos, injusta y prejuiciosamente, extendimos la sombra de la incertidumbre en aquellas primeras semanas.Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Son muchos los futbolistas txuri-urdin de los que se puede decir que Eusebio los ha vuelto a recuperar para la causa. Jugadores que han encontrado el entorno ideal para dar la mejor versión de sí mismos. Nadie hubiese dado un duro hace apenas doce meses por Carlos Vela, cuando el mexicano deambulaba indolente por el césped en las escasas oportunidades que se le concedían a la vista de su deplorable actitud y estado de forma. El mayor dilema sobre su figura recaía sobre la fecha en la que se le podría dar salida. Hoy, el atacante azteca acompaña a Willian José como referencia ofensiva de un equipo que baila al son que dicta Asier Illarramendi. La batuta de Mutriku ha vuelto a ser el gobernante que encandiló con Montanier hasta llegar a convertirse en aspirante a sustituto de Xabi Alonso en el Bernabéu y es, actualmente y asociado en perfecta simbiosis con David Zurutuza, el jugador que define a esta nueva Real Sociedad. Illarra ordena, equilibra y atempera el nervio que imponen jugadores de tendencia más desbocada como Yuri o Mikel Oyarzabal. Sobre el joven canterano con pies de gigante corrieron ríos de tinta el pasado verano a lo largo de la A-8. Convertido en supuesto objeto de deseo del Athletic, el extremo eibarrés declaró amor eterno a los colores donostiarras renovando su contrato hasta el año 2022 e incluyendo en el mismo una cláusula de rescisión ‘para casos especiales’, marcando la distancia emocional con el Athletic que la afición guipuzcoana necesitaba y demandaba. Su fútbol promete más de lo que de momento enseña, pero toda afición necesita un elemento ilusionante en la plantilla y un protagonista que asegure el futuro a medio plazo.Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Después de varias temporadas de tierra de nadie y mediocridad sin rúbrica, la Real aparece hoy, siete temporadas después de su retorno a Primera, como un equipo refrescante, estimulante y divertido de ver. El partido ante el Barça, pese al sabor agridulce que dejó el injusto empate final, supuso la confirmación de que algo ilusionante se está gestando en San Sebastián. De que hay madera para alimentar la hoguera y de que todos aquellos apresurados prejuicios sobre la capacitación de Eusebio Sacristán para liderar el proyecto entraban en el terreno de la insensatez. Tras el espeso manto de tristeza dejado por Arrasate y Moyes sobre una ciudad concebida para disfrutar de la vida, Eusebio ha devuelto la luz a Anoeta.