Silva de Extremo

Julen Lopetegui continúa su idilio con el acierto y, sobre todo, con la propuesta. Desde que llegó al banquillo de la selección española no ha parado de innovar con sus sistemas y planteamientos y lo de anoche contra la súper humilde Liechtenstein no fue una excepción.

Se podría comenzar hablando sobre esa defensa de tres hombres en la que los dos de fuera, Monreal y Sergio Ramos, asumieron tareas más parecidas a las de un lateral largo que a las de un central estándar. A menudo -de hecho, casi siempre-, a lo que se le llama cerrar con tres es cerrar con cinco (tres centrales y dos carrileros), pero España con este formato tiende incluso a cerrar con uno (Piqué solo). Dicho lo cual, es algo que ya se había visto y analizado.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Quizá el detalle más determinante -siempre partiendo de la base de que la Selección no necesitaba de ninguno para golear a su débil adversario- radicó en la posición de David Silva. El centrocampista del City, uno de los futbolistas con menos energía de la alineación, fue situado como extremo izquierdo y con una libertad relativa para lo que suele ser habitual en él. Hasta cabría apuntar que estuvo bastante atado a la línea de cal. Situando a un talento tan creativo y dotado de capacidad organizativa en una zona despejada y atípica, Lopetegui perseguía girar los ejes del campo para que España buscase la claridad tocando desde allí, en vez de de frente. Ya que, al estar tan pegados el portero y la zaga locales, era imposible girar a los defensores hacia atrás, así, se lograba girarlos hacia un lado. Y de ese modo, surgieron espacios por dentro para que Isco, Iniesta, Alcántara, Morata, etc generasen con continuidad ocasiones de gol.
El otro día Lillo hablaba de esto en rueda de prensa. La banda como un punto de inicio de nuevas posibilidades y no como un punto de finalización. 
Es un concepto que Cruyff utilizaba bastante, recuerdo que vi hace poco, un Barça-Superdepor de Arsenio, donde Johan metía a los dos laterales por dentro para protegerse de los interiores coruñeses (jugaban 5-3-2) y abría a los interiores hacia fuera, Eusebio e Iván Iglesias, aprovechando los espacios que dejaba el Dépor por dentro en su intento de eliminar el juego interior. 
Otro ejemplo muy bueno fue la 1ª parte de la semifinal de Champions entre el Bayern y el Atleti en el Allianz, posiblemente los 45′ donde el equipo del Cholo se ha visto más superado desde que llegó. Pep utilizó a Lahm como extremo y Douglas Costa como interior derecho. Lahm jugó como organizador desde el costado y aquello fue un vendaval, ya que el Atleti era incapaz de llegar a tantos sitios.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Puede ser medida para algo. Por supuesto, no para medir calidad, pero sí para medir versatilidad, ilusión, hambre de la convocatoria, actividad del seleccionador, etc. Y para mí, el partido de ayer evidencia salud en la Selección. Las cosas están bien.